Eventos-2023, Programación, Taller flamenco
Curso intensivo de Cantiñas con Elena Andújar el 17 y 24 de junio

Conoce Las Cantiñas con Elena Andújar!

Sumérgete en este taller flamenco de tres horas de historia, cante, compás y baile y empápate de buen flamenco.

Este taller está dirigido tanto a bailaores, guitarristas y cantaores profesionales como a aficionados del flamenco.

El intensivo se impartirá los días 17 y 24 de junio en Tablao Café Ziryab y tiene el precio de 55 € un día y 90 € los dos días. Para más información e inscripciones escríbenos a través del botón MÁS INFO.


Sobre Elena Andújar

Elena Andújar, cantaora y bailaora

Si la pureza está en la mezcla, como dice Paco de Lucía, no hay persona más pura que Elena Andújar. Sus padres, un militar mulato de Los Angeles destinado en la base de Morón de la Frontera y una cuchichí sevillana, le dejaron como herencia genes negros, gitanos y payos. Elena se crió además en el polígono de las 3.000 viviendas, el barrio sevillano con más arte por metro cuadrado. Aquellas calles, donde se escuchaba al mismo tiempo a La Paquera y a Billy Holliday, eran el mejor entorno para semejante genética. Elena es artista por necesidad biológica y social.

Su primer álbum es único porque ella es distinta: parece rap, pero no es rap; suena flamenco, pero no es flamenco. Es algo más: Elena Andújar hace rá. Habla a compás para contar letras flamencas antiguas y modernas: conjuros, garrotines, clásicos de León y Quiroga… Su rá tiene el sabor rancio de Sevilla y el febril ritmo de los afroamericanos. El resultado es puro delirio universal, yu nou guajapen güen yu ter mi you lof mi? 0 sea: ¿qué si sabes qué me pasa cuando dices que me quieres? Aquí no hay más fusión que la propia personalidad de Elena.

‘Vivo sin vivir en mí’ por Elena Andújar en Casa Patas.

Le sobra arte, desparpajo y ritmo. Lola Flores, quedó atónita cuando la conoció. “Pero niña”, le preguntó, “¿tú dónde andabas escondida?”. Estaba trabajando sin parar en España y en Estados Unidos. Madurando su rá para situarse en la vanguardia de un arte tan antiguo como el flamenco en la línea de maestros como Diego Carrasco y de locos tan brillantes como Tomasito. Bailando unas bulerías con Al Pacino en El abogado del Diablo, rodando para el cineasta Mike Figgs que la seleccionó para su documental Flamenco Women, posando para el fotógrafo Richard Avedon que se quedó prendado de ella cuando la vió actuando en Nueya York.

Elena, que creció escuchando a Caracol, Porrina, Fernanda y Bernarda de Utrera, Camarón… ha trabajado con los grandes del flamenco. Con los artistas que ella llama Flamenco All Stars, Matilde Coral le enseñó a bailar y fue pareja de Antonio Canales antes de arrancar a cantar con los Pata Negra en su álbum Blues de la Frontera. El bajista Jesús Arispont, de Dulce Venganza, la eligió para rapear Te estoy amando locamente, el clásico de Las Grecas. Fue telonera de Camarón, ha cantado para Joaquín Cortés, ha coqueteado con el jazz junto a Jorge Pardo y Carles Benavent, ha actuado como solista con grandes orquestas (la Metropolitan Orchestra de Utrecht o la Kymi Sinfonietta de Helsinki)…

Producido por Paco Ortega, en el primer álbum de Elena colaboran Dieguito El Cigala, el propio Ortega, Carlos Lencero, el teclista Walter Tesoriere, Manuel Malou… El disco grabado en Milán y Madrid, es, al mismo tiempo, muy antiguo y muy moderno. Como los grandes artistas, ella recupera la tradición flamenca de los poemas recitados, los tanguillos hablados…, y le añade el ritmo de los afroamericanos. Su rá bombea al comàs mestizo de su corazón. Es ella. Aquí están los diez primeros temas, recitados y cantados, de una pionera.

Vídeo de Elena Andújar al baile en Casa Patas.